Fiscal Ramos sobre cómo funciona el sistema judicial: "La realidad es que el Sistema responde a una burocracia" - N Digital

Covid-19

ActualidadfacebookNacionalesPortadatwitterÚltimas Noticias

Fiscal Ramos sobre cómo funciona el sistema judicial: “La realidad es que el Sistema responde a una burocracia”

Ante la viralidad del tomar la justicia en manos de los ciudadanos, que se sienten engañados e impotentes ante la delincuencia y el descaro con el que evaden, en muchos casos, a las autoridades, una investigación se adentra en cómo funciona el sistema judicial, sus deficiencias y qué se puede o no hacer para defenderse de un asalto o un robo.

Rosalba Ramos, fiscal titular del Distrito Nacional, al ser cuestionada por el equipo de Nuria Investigación Periodística (NIP) en tres ocasiones y de tres formas diferentes qué necesita el Ministerio Público para hacer más expeditos los procesos dijo: “La realidad es que el Sistema responde a una burocracia. La burocracia la asociamos con cosas negativas pero lo que significa burocracia es que hay un proceso”.

Tras ser víctima de un asalto, un joven busca atrapar a sus agresores, los persigue y los choca con su vehículo para detenerlos y entregarlos a la justicia. Ante este tipo de situaciones ¿Este procedimiento es válido para el Ministerio Público?

La fiscal titular del Distrito Nacional,  Rosalba Ramos, explica que “es una circunstancia donde tú puedes reaccionar de muchas formas, psicológicamente hablando, entonces, no es que tú puedas ser sancionado, porque si a ti te están atracando, si tú estás en medio de ilícito y tú reaccionas de una manera determinada, evidentemente tanto el juez como el ministerio Público lo pueden entender.

Por su parte, Laura Acosta, abogada dijo “Si tú eres asaltada en la calle por una persona armada, y tú tienes un arma y tú le respondes con un arma, y lo hieres o lo matas, entonces hay una respuesta proporcional a la agresión, también se puede retener a la legítima defensa”.

La abogada Acosta sugiere que lo ideal es no verse en esa circunstancia porque obligatoriamente hay que hacer una investigación del hecho de la cual forma parte quien tomó acción para defender a los agredidos.

“Lo que tú no puedes es enterarte de que un vecino fue asaltado, salir en tu vehículo a buscar al asaltante y pegarle un tiro para ayudar a tu vecino”, dijo Acosta.

Esto puede suceder también con las agresiones físicas que ejerce una multitud hacia el delincuente.

“No pueden en modo alguno, empezar a golpearlo hasta la muerte, o hasta herirlo de manera grave porque entonces ya ahí, la víctima, o la persona que quiere ayudar, se convierte en victimario, y en delincuente, igual que el que está en el suelo”, sostiene la abogada.

La fiscal Ramos, por su parte señala que “Ninguno podemos tener la disposición de la vida del otro. Si es una legítima defensa donde está en peligro su vida, defiéndase”.

La fiscal del Distrito nos habla de la importancia de la presencia y el seguimiento de la víctima. “La mayoría de los casos donde nosotros devolvemos las pertenencias desde el inicio es un caso que perdemos, porque la víctima no vuelve”.

Acosta asegura que el que litiga no es el mismo fiscal que investiga, y por tanto muchas veces no ha tenido tiempo de conocer el expediente, o el expediente no está completo. “Eso provoca que en audiencia puedan haber carencias porque si no está la víctima que sabe los detalles del asunto y el expediente está muy pobre, entonces puede un abogado que tenga cierta astucia, representado a un imputado, lograr que el imputado salga impune”.

Hay muchas personas que debido al temor a las represalias prefieren retirarse, o que no pueden sacar las horas de su trabajo para esto porque lo perderían. Y aunque la fiscal del Distrito nos dice que continúan algunas audiencias virtuales, y que tienen la cámara Gesell para recibir ciertos testimonios, estas opciones solo se usan en excepciones.

Rosalba Ramos informa que “hay resultados, en los casos litigados que tiene el Distrito Nacional, nosotros ganamos el 94% de los casos que sometemos por robo”.

Lo cual implica que la mayoría de los casos que se judicializan tienen una condena o llegan a un acuerdo, pero de cualquier manera son casos ganados. Sin embargo, en las estadísticas de las denuncias (un promedio de unos 100 por mes), se judicializa apenas un 5%. Las penas por robo según el código penal van entre 3 y 20 años de privación de libertad, las penas para aquellos que han sido víctimas de estos desagravios, son, para toda la vida.

Noticas de Interés
ActualidadfacebookNacionalestwitterÚltimas Noticias

Policía apresa siete personas por violencia de género y agresión

Actual RDActualidadfacebookNacionalesÚltimas Noticias

Ministerio Público “está preparado” para conocer coerción Alexis Villalona

Actual RDActualidadfacebookNacionalesÚltimas Noticias

Wilson Camacho defiende tiempo que agota el Ministerio Público para cada investigación

ActualidadfacebookNacionalestwitterÚltimas Noticias

Policía Nacional detiene a cuatro hombres y un menor, a quienes acusan de robo

Subscríbete al ABC del Día