Balaguer y Peña Gómez, dos grandes líderes que no definieron delfines políticos - N Digital

Covid-19

ActualidadfacebookPolíticaPortadatwitter

Balaguer y Peña Gómez, dos grandes líderes que no definieron delfines políticos

Delfines politicos

Joaquín Balaguer y José Francisco Peña Gómez fueron los últimos grandes líderes dominicanos que no definieron un “delfín político” para que le sucediera en el poder y fuera el heredero de su arraigo.

El término de delfín político surgió en Francia para designar al heredero del rey y se le llamaba “el delfín del rey”. En República Dominicana se refiere a una persona de la confianza de un político que elige o apoya para que le suceda.

Balaguer llegó a la ancianidad y murió sin dejar heredero político, pese a ser un líder que gravitó decisivamente en el país desde su ascenso al poder en el 1966, hasta su muerte en el 2002.

Tuvo como vicepresidentes a Rafael Augusto Lora, Carlos Rafael Goico Morales, Carlos Morales Troncoso y Jacinto Peynado. También dirigentes de su confianza como Rafael Bello Andino, Aníbal Páez, Guaroa Liranzo, a ninguno de los cuales respaldo para continuar su legado.

Peña Gómez fue el más grande líder de masas de la historia dominicana, pero nunca llegó al poder. El cargo más alto que alcanzó fue el de alcalde del Gran Santo Domingo.

Murió sin delegar su fuerza política a nadie y una serie de dirigentes o “caciques” le sucedieron en una especie  de liderazgo colegiado, donde el más aventajado fue Hipólito Mejía que llegó al poder en el 2000 y fue también quien inició la división del PRD, al imponer la reelección presidencial en el 2004.

DANILO Y EL PENCO.  Gonzalo Castillo es el delfín político de última generación, escogido por Danilo Medina para enfrentar internamente a Leonel Fernández por la nominación presidencial del PLD en 1919 y triunfó.

Sin embargo, fracasó en el intento de que le relevara en la Presidencia de la República. No está claro si en el futuro inmediato continuará endosando su liderazgo a favor del Penco, debido a que la Constitución de la República le impide a Medina volver optar por la candidatura presidencial y ahora asume el rol de presidente del PLD, que en teoría.

LEONEL-DANILO. Danilo Medina y Leonel Fernández fue desde sus inicios el dúo político más exitoso del país. Medina fue artífice de su triunfo en el 1996 y Leonel le correspondió apoyándolo para que en las elecciones del 2000 fuera el candidato presidencial del PLD, derrotando internamente a Jaime David Fernández Mirabal.

Su alianza y éxito político continuaron hasta el 2016, cuando Danilo se le impuso para reelegirse y luego apoyó a Gonzalo Castillo en contra, en las primarias del 2019.

BOSCH-LEONEL. En el ocaso de su vida y liderazgo partidario, Juan Bosch perfiló a Leonel Fernández como su sucesor, al escogerlo como candidato vicepresidencial para las elecciones del 1994.

Esto le permitió a Leonel dar el gran salto en el liderazgo del PLD y ganar la contienda interna por la nominación presidencial para los comicios del 1996, a veteranos dirigentes como Euclides Gutiérrez Felix y Norge Botello.

JORGE BLANCO-PEÑA. Jorge Blanco, presidente de la República para el 1982-84, impedido de reelegirse, perfiló a José Francisco Peña Gómez como su delfín político, quien resultó derrotado por Jacobo Majluta, en la convención de 1983 para candidato presidencial del PRD.

GUZMAN-JACOBO. Jacobo Majluta gozaba de gran liderazgo y arraigo popular, desde su elección como vicepresidente de la República junto a Antonio Guzmán Fernández.

Terminó gobernando al país por los últimos 40 días de la gestión de Guzmán Fernández, quien se suicidó en el Palacio Nacional.

Ese liderazgo y carisma, fue lo que le permitió derrotar internamente las fueras unidas de Jorge Blanco-Peña Gómez.

Subscríbete aquí