La anorexia no es solo un desorden psicológico - N Digital

Covid-19

CienciaSalud

La anorexia no es solo un desorden psicológico

Un nuevo estudio desvela los orígenes metabólicos de la anorexia advirtiendo que no solo se trata de un trastorno psicológico. Los resultados abren la puerta a una nueva manera de entender la enfermedad mucho más profunda e integral para conseguir un tratamiento más efectivo.

La anorexia nerviosa es una enfermedad grave y potencialmente mortal. Entre los síntomas de la enfermedad se pueden incluir la caída del peso corporal hasta cifras extremadamente bajas y peligrosas; un miedo intenso a ganar peso y la autopercepción de una imagen corporal distorsionada.

La anorexia nerviosa afecta entre el 1 y el 2% de las mujeres y el 0,2 -0,4% de los hombres y además tiene la tasa de mortalidad más alta de todas las enfermedades psiquiátricas. Hasta el momento se pensaba que la enfermedad tenía su origen en razones puramente psiquiatricas y psicológicas, sin embargo ahora un nuevo estudio titulado Anorexia Nervosa Genome-wide Association Study Identifies Eight Loci and Implicates Metabo-Psychiatric Origins publicado en Nature Genetics y llevado a cabo por investigadores del King’s College London y la Universidad de Carolina del Norte sugiere que la anorexia nerviosa, al menos en parte, encuentra sus raíces en un trastorno metabólico.

Una nueva mirada a la enfermedad
El estudio, que contempló los datos de cerca de 17.000 casos de anorexia nerviosa y más de 52.000 casos de control de todo el mundo (recopilados por el grupo de trabajo del Consorcio de Genómica Psiquiátrica para los trastornos de la alimentación y la Iniciatica Genética para la Anorexia Nerviosa ) identificó ocho variantes genéticas relacionadas con la anorexia nerviosa.

Entre los principales resultados del estudio los investigadores encontraron que en el desarrollo de la enfermedad hay que tener en cuenta varios factores metabólicos independientemente de los rasgos genéticos que influyen en el índice de masa corporal (IMC).

Además es importante comprender que la base genética de la anorexia nerviosa se superpone con otros trastornos psiquiátricos, como el trastorno obsesivo-compulsivo, la depresión, la ansiedad y la esquizofrenia; y que dichos factores genéticos también influyen en la actividad física, lo que podría explicar la tendencia de las personas con anorexia nerviosa a ser altamente activas.`

La importancia del metabolismo

El doctor Gerome Breen, del Centro de Investigación Biomédica Maudsley del Instituto Nacional de Investigación en Salud -NIHR- y el Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King’s College de Londres; y uno de los líderes del estudio, comenta que: «nuestros análisis indican que los factores metabólicos pueden jugar un papel casi tan importante como los efectos puramente psiquiátricos «.

La profesora Janet Treasure, también del lNIHR, explica por su parte que «siempre ha existido una incertidumbre acerca de la estructura de la anorexia nerviosa debido a la combinación de características físicas y psiquiátricas. Nuestros resultados confirman esta dualidad y sugiere que la integración de la información metabólica puede ayudar a los médicos a desarrollar mejores formas de tratar los trastornos de la alimentación «.

Cynthia Bulik, de la Universidad de Carolina del Norte, añade que los resultados de la investigación ayudarán a enfocar las próximas investigaciones en la función del metabolismo. Esto ayudará a comprender por qué algunas personas con anorexia nerviosa vuelven a bajar peligrosamente de peso, incluso después de la realimentación hospitalaria.

Fuente: Infobae 

Noticas de Interés
ActualidadfacebookSalud

5 consejos para practicar el desapego

facebookSaludtwitter

Cuáles son las posibles consecuencias psiquiátricas y neurológicas detrás del COVID-19

ActualidadfacebookNacionalestwitter

Psicoterapeuta advierte COVID-19 dejaría traumas con secuelas que podrían durar años

ActualidadCoronavirusfacebookPortadatwitter

Estudio revela COVID-19 llevó a 38.8% dominicanos a experimentar ansiedad

Subscríbete aquí